Sección principal

El taburete es el patrón.


El rápido desarrollo de los niños pequeños fascina a todos, pero pocos preguntan: ¿De dónde obtienen nuestros niños tanto conocimiento? Naturalmente, la mayoría de ellos son padres, y le mostraremos cómo.

El padre es el patrón, sugiere el niño

Gays mágicos

La clave para el desarrollo de los niños pequeños radica en sus genes biológicos, sus genes. Los genes que regulan la tasa de desarrollo de cada partícula en nuestro cuerpo determinan qué, cuándo y cómo nos desarrollamos. Particularmente en la primera parte de la vida humana, esto es legal en el feto y en la infancia. Sin embargo, el ritmo dado por los genes, por sí solo, sería demasiado pequeño para la elección adulta de un niño.
Si compara el desarrollo con una canción bien compuesta, puede decir que también hay una necesidad de melodía para que la canción sea completa, en otras palabras, para tener efectos ambientales apropiados. Algunos de estos efectos son físicos (criaturas, sonidos, olores, sentidos, sentidos) y algunos son creados por el entorno social, patrones de los cuales el niño aprendeEl ritmo, es decir, el trasfondo genético, es un número casi infinito de melodías, y por lo tanto un número casi infinito de personas, es decir, una gran variedad de personas personales y materiales. Pero al igual que en el caso de las canciones, el ritmo, los genes también determinan qué no puede estar fuera de qué, es decir, lo que el medio ambiente no puede producir de ninguna manera.

El papel de los padres.

Para un niño pequeño al principio sus padres se refieren al resto del hombre, ellos son los que consideras modelo debido a tu tensión emocional. Los padres, por supuesto, también tienen una gran influencia en los estímulos físicos de sus hijos, por ejemplo, por la forma en que juegan, el entorno en el que la manera pequeña e involuntaria determinan el estado genético del niño. Es decir, el padre es un niño modelo en todos los aspectos, pero lo que más llama la atención es su comportamiento mezquino, su sistema de hábitos y reglas.

Gondolatolvasуk

El comportamiento del pequeño tiene una forma muy relacionada con el medio ambiente. Es bien sabido que a los padres no les importa cómo reaccionan ante las manifestaciones de sus hijos. Sin embargo, se sabe poco sobre las capacidades de los bebés que aún no han hablado. Después de sonreír por primera vez ante la presencia de su madre, es decir, aproximadamente a los dos meses de edad, la oreja derecha, la posición y la mímica del niño, es decir, no más. Es por eso que notas signos mucho más pequeños de lo que piensas, lo cual puede ser sorprendente.
Los padres están estresados ​​o incluso los sentimientos de ira entre los padres son percibidos por el niño mejor que la mayoría de los adultos, por supuesto, solo cuando el niño está presente durante la ocupación. Su poca atención es sensible a los eventos que están relacionados con él, y también es sensible a los eventos de interés directo. Sin embargo, a medida que envejece, observará el comportamiento de los demás entre sí y, sin embargo, lo hará de manera puntual. Los padres discuten con los niños pequeños, incluso si no lo hacen conscientemente, pero nacen de su propia malicia.
Creen que las disputas solo pueden ser causadas por ellos, es decir, el debate frecuente frente a los niños es ineficaz. Sin embargo, de lo anterior se deduce que los efectos de esto no se pueden ocultar, ni es apropiado. Es mejor que los padres también le dejen claro al niño lo que se está discutiendo y por qué el niño no tiene la culpa.

Reglas de conducta

Por supuesto, los niños no solo aprenden sobre los sentidos malos o ajenos de esta manera, sino también sobre su comportamiento. El hombre es la única especie capaz de suprimir con precisión su comportamiento social. Incluso los primates avanzados no son capaces, por ejemplo, de tratar una piruleta encerrada en una caja utilizando un método que ha sido superado. Aunque intentan abrir la caja de alguna manera, podemos ver claramente lo que pueden contener, pero no lo están haciendo de la manera correcta, incluso si se les mostró. No es así en los seres humanos. En nuestro caso, está perfectamente claro que vamos a inclinarnos, es decir, imitar Comportamientos gratificantes. ¿Crees que vale la pena imitar a sus padres porque lo que podría ser una mayor recompensa para un niño que el elogio y el reconocimiento de sus padres? Es por eso que vale la pena pensar en lo que hacemos y cómo lo hacemos. Si nuestras acciones no refuerzan lo que dice el niño, entonces el niño estará más inclinado a seguir nuestras acciones. Un padre que no sigue por su cuenta a menudo espera en vano a que su plántula lo haga solo. Pero también es cierto para los comportamientos más complejos: la apreciación de los niños pequeños por otras personas y la necesidad de cumplir con las reglas pueden depender en gran medida de cómo responden sus padres a estas solicitudes. Por supuesto, en tales solicitudes, no solo la familia, sino también el entorno más amplio, el grupo de pares, los ejemplares, la sociedad tienen un efecto, pero el patrón de los padres aquí es la base de estos comportamientos.

Цsszegzйskйnt

En muchos aspectos, la vaca madre le da a sus hijos un modelo a seguir. Puedes dar un ejemplo de lo malo y el mar puede ser impredecible o inconsistente. Sin embargo, para un niño pequeño, estas son condiciones definidas, por lo que vale la pena no solo nuestra atención, sino también nuestra atención al trabajar con ellos.
Temas interesantes